Prestar un libro o no, he ahí el dilema

Cuando uno siente apego por sus libros puede plantearse el dilema de si prestarlos o no. Todos conocemos gente que jamás devuelve un libro aunque el propietario se lo pida una y mil veces, ni aun a riesgo de perder la amistad.

Los hay que se quedan el libro ajeno por pura dejadez: «A ver si lo busco…» o «Todavía no lo he terminado», aunque haga años que lo tienen en su poder. Y hay quien hace todo lo contrario: casi no duerme con tal de acabar el libro cuanto antes y devolvérselo a su propietario; son esas personas que incluso forran el libro para que no se deteriore durante su lectura.

En el préstamo de libros se dan tantas actitudes como personalidades de lectores. Conozco gente que directamente es capaz de decir que no cuando alguien le pregunta si puede dejarle tal o cual novela. Con pretextos o sin ellos. Desde el que se excusa con un «Es que le he prometido a mi madre que se lo llevaría esta semana», hasta el que abiertamente dice: «No, ya no presto más libros porque me he quedado sin muchos y me he prometido a mí mismo no hacer excepciones. Lo siento».

Una y no más

En realidad, prácticamente nunca releemos las novelas almacenadas en nuestra librería. Tenemos algunos libros de consulta, pero no volvemos a una misma historia línea a línea, de principio a fin, ¡con todo lo nuevo que nos queda por leer! Nuestras novelas, mayoritariamente, acumulan polvo en el mismo lugar durante años y años.

Pese a ello, algunas personas mantienen una relación de inusitado apego: aunque sean ediciones en rústica, sin valor, son incapaces de desprenderse de un solo ejemplar. Por el contrario, hay quien opina que, salvo que se trate de una edición valiosa o rara o con una dedicatoria personal, cualquier libro se puede prestar y, si no nos lo devuelven, siempre podremos volver a comprarlo en caso de que lo echemos mucho de menos.

Sin embargo, yo creo que la  actitud ideal cuando alguien nos dice: «¿Me prestas este libro?» es responder: «No, ¡te lo regalo!».

Fuente: estrellaflorescarretero.com

Una respuesta a “Prestar un libro o no, he ahí el dilema

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s